Carlos Bello

Carlos Bello, odontólogo de 24 años, es uno de los voluntarios que forman parte del equipo de la Clínica Solidaria de Zaragoza. Licenciado en 2016, trabaja en la clínica odontológica de su familia en la capital aragonesa. Conoció la Fundación mediante un compañero de Facultad, y según dice en esta entrevista la acción solidaria le ha permitido descubrir otra cara de la odontología.

— ¿Cuando empezaste a colaborar en la Clínica Solidaria de Zaragoza?

— En septiembre del año pasado, recién licenciado. Conocí Odontología Solidaria por un amigo de la Facultad, Raúl, que empezó el voluntariado conmigo, pero tuvo que dejarlo porque se fue a Francia. Cuando me comentó que existía la Fundación, enseguida me pareció que era una buena manera de emplear el tiempo que tenía libre para ayudar a otras personas. Actualmente, voy a la clínica una vez por semana, todos los lunes. El ambiente es fantástico, hay muy buena gente, y he hecho unos cuantos amigos.

— ¿Odontología Solidaria es tu primera experiencia con una ONG?

— No, en la Facultad ya colaboré con Cruz Roja. Con otro amigo colaboramos en sesiones informativas sobre la salud oral dirigidas a la gente de Huesca. Me gusta ayudar a la gente, de algún modo me hace sentir realizado. Cuando empecé a colaborar con Odontología Solidaria me di cuenta que las personas que vienen a la clínica de Zaragoza son muy agradecidas. Saben que lo que estás haciendo supone un esfuerzo añadido, que lo haces sin ganar nada, y creo que lo valoran mucho.

— Entre nuestros pacientes, en ocasiones hay gente con situaciones personales muy problemáticas…

— Sí, es verdad. Gente con problemas muy serios. Tratar con estas personas te da un choque de realidad. A veces vivimos en nuestro pequeño mundo, cada cual el suyo, pero cuando empiezas a conocer el mundo de los demás te das cuenta de que hay mucha gente que pasa por situaciones difíciles. Los pacientes comparten sus problemas contigo, te los cuentan, y te vas dando cuenta de cosas…

— Este “choque de realidad” del que hablas, ¿ha ido modificando tu punto de vista?

— En parte sí. El contacto con los pacientes de Odontología Solidaria me llena mucho a nivel personal. Puede que al principio pensara que esta era una manera de practicar, de “hacer mano” aprovechando el tiempo libre. Pero eso solo fue el primer mes. Cuando empecé a ver la gente que va, y como está, empecé a mirarme las cosas de otra manera. Aquí descubres otra cara de la odontología.

Pin It on Pinterest

X

Odontología Solidaria utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar vuestra experiencia en nuestro sitio. Por el hecho de continuar utilizando nuestra web, se acepta la instalación de cookies tal y como se establece en la Política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close