Enrique Llobell

Enrique Llobell

Pasado el período vacacional, conversamos con Enrique Llobell, presidente del Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV). El colegio valenciano concede los Premio Solidaridad, distinción que Odontología Solidaria recibió en 2014 (junto a la ONG Una Sonrisa Para Centroamérica) y, de modo íntegro, en 2015. Cirujano maxilofacial y estomatólogo de 62 años de edad, el Dr. Llobell preside desde hace 6 años el ICOEV, entidad que agrupa a unos 2.000 colegiados. El presidente del Colegio aboga por la inclusión de los tratamientos odontológicos en el sistema público de salud, y destaca que la profesión sanitaria implica una vocación solidaria.

— ¿Qué les impulsó a instaurar el Premio Solidaridad ICOEV?

—  Se presentaron trabajos de colegas que realizaban labores sociales por todo el mundo, y creímos que estas iniciativas merecían una ayuda. Como había varios proyectos que solicitaban nuestro apoyo, decidimos que lo mejor era crear unos premios. Al final, hemos decidido darlo a proyectos que se desarrollen en la Comunidad Valenciana. No es que los otros proyectos no sean interesantes, pero pensamos que una acción en el Amazonas, por decir un lugar del mundo, quedaba muy diluido para el colegio profesional de Valencia, y preferimos potenciar más lo que ayuda a los necesitados de nuestra propia comunidad.

— Quizás esta decisión tiene un sentido más marcado en tiempos de crisis como los actuales…

— Sin duda. Si no tuviéramos necesidades en la Comunidad, pensaríamos que sería interesante dar esta ayuda solidaria a otros lugares del mundo. Pero es que en este momento, con la crisis que hay, mucha gente de aquí lo necesita.

— ¿La instauración del Premio denota una afinidad ideológica, por así decirlo, con las personas que emprenden acciones solidarias?

— La gente que emprende estos proyectos merece ayuda y toda nuestra consideración, ya que realizan una labor social que a veces es muy difícil y muy desagradecida. Tienen todo nuestro apoyo.

— ¿Qué razones impulsan a un profesional a ser solidario?

— La respuesta empieza ya en la propia profesión. Somos profesionales sanitarios, y creo que ser solidario es algo que va implícito con nuestra vocación.

— Sin embargo, habrá excepciones…

— Es verdad que en el mundo de la odontología estamos viendo a gente que, por ejemplo, se dedica a poner implantes porque es donde se gana el dinero, y no hace empastes porque no gana tanto. Eso implica poca solidaridad, y también implica poco amor a la profesión, poco interés por conservar los dientes de los ciudadanos. A algunos se les puede tachar de poco solidarios, pero yo insisto en que en el mundo de la sanidad todo empieza con una intención solidaria, una voluntad de ayuda a los demás.

— ¿El sistema público de salud debería ampliar sus prestaciones en materia odontológica?

— Es algo que llevo pidiendo desde mucho antes de ser presidente del ICOEV. Lo de la Seguridad Social en materia odontológica es absolutamente vergonzoso. No sólo debería ampliar las prestaciones, debería cubrir la salud odontológica. Es indecente que se cubran algunas prestaciones que no necesito nombrar, y que a la gente sin posibilidades que no tenga dientes no se le permita llevar una dentadura.

— ¿Tardaremos mucho en conseguir esta cobertura?

— Yo creo que no lo veré. Creo que no hay absolutamente ningún interés por realizar una labor en pro de las personas que no pueden pagarse una dentadura. Esto siempre dependerá de una decisión política, pero mi impresión es que no interesa que la odontología esté dentro de la Seguridad Social, aunque desde la profesión lo pidamos.

— ¿Cree que este es un anhelo mayoritario en la profesión?

— Yo creo que sí. Creo que cualquier persona de bien quiere que el sistema sanitario español cubra todas las necesidades… y la necesidad de poder comer es bastante importante.

— Usted ha visitado en varias ocasiones la Clínica Solidaria de Valencia. ¿Qué ambiente ha percibido en estas visitas?

— Siempre me han recibido en un ambiente excelente, y también me parecen excelentes las personas que hay allí. Es un ambiente positivo, sonriente, como pienso que debería ser siempre el ambiente cuando se trata a los pacientes. Creo que todos los que están allí dentro van para hacer el bien, y por eso tienen la sonrisa ya puesta.

— En estos y otros contactos habrá conocido los métodos y valores de Odontología Solidaria. ¿Qué les parece nuestra ONG?

— Me parece muy bien, y opino que debería tener más apoyo por parte de los políticos. Creo que deberían implicarse un poco más, apoyar más de lo que ya apoyan en aspectos como la mejora del local o en ayudas económicas.

Pin It on Pinterest

X

Odontología Solidaria utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar vuestra experiencia en nuestro sitio. Por el hecho de continuar utilizando nuestra web, se acepta la instalación de cookies tal y como se establece en la Política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close