Brais Andújar

Brais Andújar

Antes de finalizar el año, hemos querido charlar con nuestro compañero Brais Andújar, impulsor de la Clínica Solidaria de A Coruña, que empezó a atender a los primeros usuarios el pasado mes de abril. Brais, odontólogo de 35 años, trabaja en su propia clínica privada en la ciudad gallega, y destina su tiempo libre al voluntariado. Forma parte del Patronato deOdontología Solidaria en calidad de Tesorero. En esta conversación, nos revela los valores que sustentan su trabajo solidario.

— ¿Cómo descubriste Odontología Solidaria?

— En 2009, mi mujer Ana y yo, decidimos montar una clínica dental solidaria, pero no sabíamos de la existencia de Odontología Solidaria. Buscando por internet clínicas parecidas a la que queríamos abrir, dimos con la Fundación. Llamamos, nos invitaron a conocer la clínica de OS en Madrid, y empezamos a establecer lazos.

— ¿Por qué habías decidido montar una clínica dental solidaria? ¿Qué te impulsó a ello?

— Al acabar la carrera, yo había trabajado en Guatemala durante un par de años en una clínica dental solidaria de una fundación norteamericana. Al regresar, quería continuar con este trabajo, quería hacer algo parecido aquí.

— ¿Qué te aportó esta experiencia previa en Guatemala que luego quisiste repetir aquí?

— Cuando trabajas como profesional de la salud sin que el paciente te tenga que remunerar, sientes lo que es verdaderamente la odontología, cual es verdaderamente tu valor como profesional. Sin embargo, cuando hay un intercambio económico, se desvirtúa un poco esta relación con los pacientes. Trabajando desinteresadamente, siento lo que es ser un odontólogo, encuento, por así decirlo, la parte más pura de mi profesión.

— Regresemos a tu primer contacto con Odontología Solidaria. ¿Cómo fue?

— Nos recibieron genial, nos comentaron un poco de qué iba, y un tiempo después conocimos aRafa Montaña, que había venido a Galicia a dar unas charlas en el Colegio de Higienistas. Y poco a poco me fui implicando. Me pareció que Odontología Solidaria era una Fundación sencilla, abarcable y trasparente, de la que inmediatamente quise formar parte. No es como esas ONGs de tamaño enorme, que a veces no sabes muy bien de qué van ni por donde entrar. Odontología Solidaria tiene una función muy clara, está todo muy estructurado.

— ¿En qué momento entras a formar parte del Patronato?

— En 2010, justo cuando la Diputación de A Coruña nos cedió el local. En ese momento se consideró que debíamos tener representación en el Patronato.

— Desde las primeras gestiones hasta que la Clínica Solidaria de A Coruña se puso en marcha pasó bastante tiempo. ¿Cómo fue el proceso? ¿Resultó angustioso en algún momento?

— Pasaron casi seis años, sí. Hubo momentos algo angustiosos, en efecto, porque pasaron lapsos de tiempo de inactividad absoluta y de falta de noticias, episodios de bloqueo institucional y burocrático. Pero es cierto que también contamos con complicidades. La Diputación tiene unos trabajadores sociales magníficos, que siempre han estado ahí, y ellos se encargaron de transmitir nuestro proyecto al político de turno. Gracias a estos trabajadores sociales y al Jefe de Patrimonio, conseguimos que a pesar de los tres cambios de gobierno que hubo durante todo este tiempo, el proyecto siguiera vivo y se consiguiera sacarlo adelante. El papel de estas personas fue fundamental.

— ¿Cómo están las cosas en la Clínica Solidaria de A Coruña en este momento? ¿Se respira buen ambiente de trabajo?

— Actualmente la clínica abre cuatro mañanas a la semana, y tiene un equipo de 35 voluntarios entre higienistas, auxiliares y odontólogos. Hace unos días hemos visto al paciente número 100. En cuanto al ambiente, es muy positivo. De todos los voluntarios que han venido, se han debido de ir un par, porque han cambiado de ciudad. La sensación que da el proyecto es de estabilidad, de crecimiento estable. Cada vez hay más voluntarios, la gente que viene pide trabajar más días, y cada vez nos vienen más pacientes. La gente está comprometida con el proyecto.

— Para acabar, y tras la reciente experiencia de la Asamblea Anual celebrada en noviembre, dinos como ves el presente de la Fundación.

— Creo que esta es una Fundación que da un servicio muy necesario. Y que nunca haremos lo suficiente. Por eso creo que debemos esforzarnos en hacer ver al Gobierno, la necesidad que hay de incorporar al sistema público de sanidad los tratamientos que hacemos. Creo que a través de nuestra Fundación tenemos de trabajar para convencer a las administraciones de que es posible que la sanidad pública asuma estos tratamientos. Estamos creciendo y somos un ejemplo de como se puede gestionar la atención dental a toda la población de una manera viable económicamente.

Pin It on Pinterest

X

Odontología Solidaria utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar vuestra experiencia en nuestro sitio. Por el hecho de continuar utilizando nuestra web, se acepta la instalación de cookies tal y como se establece en la Política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close