Rosario Velarde

Rosario Velarde

Odontología Solidaria tiene una excelente relación con el Colegio Oficial de Higienistas Dentales de la Comunidad Valenciana, con el que la Fundación mantiene un convenio de colaboración mutua desde el año 2015. Hemos charlado con la presidenta del Colegio, Rosario Velarde, a propósito de esta colaboración, el trabajo que desarrolla su entidad, y las características y retos de la profesión de higienista.

– ¿Cuando empezó su andadura el Colegio y qué objetivos persigue?

– Empezamos en noviembre de 2005. Sucintamente, las finalidades son defender el colectivo, agruparlo, evitar el intrusismo profesional, tratar de llevar la formación continua, y defender también al paciente de cara a posibles problemas con el ejercicio de nuestra profesión.

– En cuanto al perfil de las personas colegiadas, la mayoría son mujeres, ¿verdad?

– Cierto. De modo muy mayoritario. Es característico de la profesión, pero también es cierto que cada vez se van incorporando más hombres, aunque de momento son muy pocos.

– Entre las cuestiones de las que se ocupa el Colegio, ha citado usted el intrusismo profesional. ¿Cómo está la situación a este respecto?

– Se va corrigiendo. Con el tiempo la sociedad en general, y el colectivo de odontoloestomatólogos en particular, se han dado cuenta de que tener un higienista bien preparado evita problemas. Pero hasta hace poco tiempo la situación era diferente, y en algunas comunidades aún lo es. Yo creo que la Comunidad Valenciana es una de las que menos intrusismo tiene. Se han dado cuenta de que es preferible contratar un higienienista que pueda acometer todas las competencias que desarrolla la ley, personas cualificadas y con un ámbito de trabajo más amplio que el auxiliar de clínica.

– ¿Sería correcto decir que en los últimos tiempos la profesión de higienista se ha prestigiado en relación a décadas anteriores?

– Sí, está clarísimo. Hace 25 años, cuando apenas había salido la ley de profesiones odontológicas de 1986, la palabra higienista casi salía al albor del leguaje de las profesiones sanitarias. En el 2003 se regula como profesión sanitaria el higienista, se la concibe efectivamente de este modo. Ha sido increíble el crecimiento que ha experimentado en relativamente tan poco tiempo.

– ¿También se ha avanzado en cuanto a formación?

– Sí, pero este aspecto necesita desarrollarse muchísimo más. Los tiempos han cambiado, las técnicas han cambiado. Y la odontología, aunque tenga que ver con la de hace años, también ha cambiado. Por tanto, pensamos que nuestro perfil también tiene que incrementarse, evolucionar con los tiempos y las nuevas tecnologías. El objetivo sería que la nuestra fuera una profesión universitaria como ocurre en otros países europeos.

– ¿Y ese objetivo está cerca, lejos..?

– Yo creo que cerca no está. Todo nos ha costado mucho, desde regular la propia profesión, a que esta sea reconocida por la población. Esta es una pelea que llevamos ya desde hace años, y que lleva buen cariz, pero siempre trabajamos a medio-largo plazo.

– ¿La prevención es uno de los grandes vectores de su labor profesional?

– Sí, casi todo nuestro trabajo realmente se centra en la prevención. Educación, prevención, y evitar la patología. Nuestro ámbito de actuación es ese. El de ayudante y colaborador del odontólogo también, por supuesto, pero la prevención es una base fundamental. Casi toda la patología bucodental se puede evitar a través de la prevención, y esa sería nuestra gran finalidad.

– ¿Qué percepción tienen en el Colegio sobre el trabajo que desarrolla Odontología Solidaria en València?

– En general buenísima. Además, tenemos mucha relación con el colectivo de Odontología Solidaria en la Comunidad Valenciana. Hacemos muchísimas actividades en común. Odontología Solidaria nos cede sus gabinetes para poder hacer cursos de formación de higienistas, y hay muchas higienistas que se acaba formando mejor en Odontología Solidaria. Es una simbiosis que va bien. Nosotros ayudamos, ellos nos ayudan. También colaboramos con charlas dadas por higienistas a grupos de población desfavorecida. Estamos contentos de la relación que hay, y la labor que hacen de cara a la población pienso que es muy buena, ya que da cobertura a una población que no podría por sus medios acceder a la salud bucodental.

– Por lo que ha dicho, Odontología Solidaria también juega un papel positivo para los higienistas en cuanto a la formación…

– Es cierto que en nuestro ámbito, el poder estar con pacientes directamente es básico. La formación que hay es buena, pero cuanta más práctica se tenga es mejor para el profesional.

– En el marco legal actual, la salud bucodental no está totalmente cubierta ni mucho menos por la sanidad pública. ¿Cree que esta situación se podrá revertir?

– Pienso que es complicado que se llegue a dar todo ese ámbito de cobertura, pero también que a través de la formación de la población sí se lograrán reducir las patologías. De ahí la importancia de la prevención.

Pin It on Pinterest

X

Odontología Solidaria utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar vuestra experiencia en nuestro sitio. Por el hecho de continuar utilizando nuestra web, se acepta la instalación de cookies tal y como se establece en la Política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close