Noticias

La Fundación Montemadrid recibe el Premio Odontología Solidaria.

El pasado 10 de noviembre, y en el marco de la Asamblea Anual, la Fundación Odontología Solidaria entregó su Premio OS a la Fundación Montemadrid.

El galardón, recogido por D. Cristóbal Sánchez, director general de la fundación Montemadrid, reconoce la labor de quienes hayan efectuado acciones sanitarias a beneficio de las personas con dificultades para acceder a la salud bucodental.

En esta edición, se ha valorado la destacada trayectoria de la Fundación Montemadrid en el trabajo para la promoción de la autonomía y la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad social.

En la imagen D. Cristóbal Sánchez, Director general de la Fundación Montemadrid y la Doctora Mª Dolores Cuenca, presidenta de la Fundación Odontología Solidaria.

Convocatoria Asamblea General 2018

A fin de compartir con todos vosotros los resultados obtenidos durante el pasado ejercicio y, tal como corresponde, aprobar conjuntamente los nuevos retos, os convocamos a participar en la Asamblea General Anual que se celebrará el día 10 de noviembre de 2018 en Madrid.
Lugar: Sede de la Asociación Española de Fundaciones, calle Rafael Calvo, 18 – 4º B. Madrid. (Próximo al metro línea 1 estación Iglesia)
Horario: primera convocatoria a las 15:30 horas.
segunda convocatoria a las 16:00 horas.

Hace unos días ha debido de recibir por correo postal o vía e-mail la convocatoria de la Asamblea,en el caso de que no la haya recibido, por favor, facilitemos su nueva dirección postal al correo: logistica@odsolidaria.org

Esperando poder saludarlos personalmente en nuestra Asamblea os animo a participar y os ruego que nos confirméis la asistencia.

Presidenta de la Fundación
Mª Dolores Cuenca Losa

Odontología Solidaria se suma a la campaña #JuntosSomosMás de la Asociación Española de Fundaciones

Odontología Solidaria refuerza su vínculo con la Asociación Española de Fundaciones, entidad de la que forma parte desde hace largos años, sumándose a la campaña #JuntosSomosMás, e incluyendo a partir de este momento el distintivo de pertenencia a la mencionada asociación en su página web y publicaciones como proyectos, memorias y dípticos.

El fin de esta iniciativa es incrementar la visibilidad de la AEF, así como fortalecer el vínculo entre las fundaciones asociadas y la misión y visión de la Asociación. Mediante este distintivo, Odontología Solidaria y las otras entidades que se suman a la campaña #JuntosSomosMás ponen de manifiesto el reconocimiento del papel del sector fundacional en la atención a los problemas de la sociedad, así como su adhesión a los principios y criterios de actuación que promueve la Asociación Española de Fundaciones: transparencia, buen gobierno, colaboración, sostenibilidad, innovación y profesionalidad, entre otros.

La AEF es una asociación privada e independiente que agrupa en su seno a cerca de 1.000 fundaciones españolas de las más diversas dimensiones, finalidades y ámbitos de actuación (local, provincial, autonómico, nacional e internacional). La misión de la entidad es trabajar en beneficio del sector, en favor de su desarrollo y fortalecimiento, en base a tres objetivos: representar y defender los intereses de las fundaciones asociadas y del sector; mejorar la profesionalización y la gestión de las fundaciones, su transparencia y buen gobierno; y fortalecer y articular el sector fundacional, la colaboración entre las fundaciones y su conocimiento por la sociedad.

Odontología Solidaria aprueba sus normas de buen gobierno y buenas prácticas

La norma regula diversos aspectos relativos al funcionamiento de la entidad

La última reunión del Patronato de la Fundación Odontología Solidaria aprobó el documento Buen gobierno y buenas prácticas de gestión, destinado a regular diversos aspectos del funcionamiento de la entidad. El documento contempla como grandes ámbitos de su articulado cuestiones relativas a la transparencia y la comunicación, el control y la supervisión financiera, el gobierno de la Fundación, el funcionamiento y adopción de acuerdos por parte del Patronato y el Comité Ejecutivo, las relaciones de la Fundación con donantes y voluntarios o el funcionamiento del equipo de gestión, así como aspectos relacionados con la aceptación, cumplimiento y verificación de las normas de buen gobierno y buenas prácticas. Se anexan también el Reglamento de régimen interno del Delegado Social de clínica, el Protocolo de Voluntariado y los Protocolos de Tratamiento.

Entre otros aspectos, la normativa fija que la Fundación contará con fuentes de financiación que garanticen su autonomía financiera, especificando que “no aceptará aportaciones económicas que condicionen el cumplimiento de sus objetivos, valores o principios, que pongan en peligro el cumplimiento de sus fines, o cuyo origen sea ilícito o no sea transparente”. El respeto a la ética y a las leyes “inspirará la actuación de quienes integran la Fundación, lo que implica diligencia, buena fe y primacía de los fines de la Fundación”, remarca el texto.

Las normas adoptadas por el patronato regulan también la transparencia en relación con sus donantes, especificando entre otras cuestiones que “la Fundación respetará la voluntad de sus donantes sin modificar o aplicar sus aportaciones a un destino distinto al manifestado por aquéllos, sin contar con su autorización expresa”; del mismo modo, proporcionará a estos donantes “información precisa y veraz sobre el destino de los fondos, distinguiendo las cantidades aplicadas a la financiación de los programas, de las destinadas a gastos administrativos y de las dedicadas a la captación de fondos”.

En lo relativo al voluntariado, y siempre entre otras normas, el documento fija que “para el cumplimiento de sus funciones, la Fundación proporcionará a los voluntarios la formación adecuada, directamente o a través de terceros”. También se suscribirá “una póliza de seguro, adecuada a las características y circunstancias de la actividad desarrollada por los voluntarios, que les cubra de los riesgos de accidente y enfermedad derivados del ejercicio de la actividad voluntaria, así como por la responsabilidad civil por daños causados a terceros que pudiera ser exigida al voluntario o a la Fundación”.

El seguimiento y control de la aplicación de estas normas será competencia del Patronato de Odontología Solidaria, que “velará por su conocimiento y cumplimiento, así como su actualización, tomando, en caso de vulneración, las decisiones procedentes”.

“La odontología me encontró a mi”

Israel Carvajal tiene 28 años y trabaja como director de clínica dental en un centro privado de la ciudad de Madrid. Es voluntario en la Clínica Solidaria de la capital, a la que había acudido anteriormente como usuario. En fechas recientes, ha formado parte de la tercera brigada de voluntarios de la Fundación en Tetuán, en el marco del proyecto conjunto de la Fundación con la Asociación Hanan de la ciudad marroquí.

– ¿Desde cuando eres voluntario en la Clínica Solidaria de Madrid?

– Desde el año 2012. Es mi primera experiencia en una ONG. Yo antes era instrumentista de quirófano, y me quedé sin trabajo. No tenia casi ni para comer, y conocí Odontología Solidaria como usuario. No podía arreglarme la boca por mis medios, y los Servicios Sociales me derivaron a la Clínica de Madrid. Vi el ambiente, y les dije que si les podía echar una mano, ya que por mi profesión conocía los protocolos de enfermería y creía que mi colaboración podría ser útil. Empecé con ellos y enseguida me gustó mucho, y me empecé a formar y a trabajar en el mundo odontológico.

– ¿Por qué este paso?

– Como te decía, empecé como usuario en 2011, y pienso que siempre es importante recordar de donde viene uno. Me gustó el trato, la relación entre los profesionales y los pacientes, la manera de trabajar. Lo que vi allí me gustó más que el trabajo en quirófano que había hecho anteriormente en un servicio cardiológico, donde muchas veces los pacientes fallecían, y eso me superaba. Me motivaba colaborar en la medida de mis posibilidades a construir un mundo más justo, pero también el trabajo en sí. Siempre digo que yo no busqué la odontología, que la odontología me encontró a mi. Fue una estupenda casualidad de la vida.

–   ¿Qué balance haces de estos seis años de voluntariado en la Fundación?

– Muy positivo. Tratar con la gente que no puede pagarse sus tratamientos realmente te gratifica. Me siento bien cuando veo que he podido ayudarlos, quizá porque yo también he estado en esa misma situación y sé todo lo que conlleva. Me siento bien. La relación con los pacientes es muy buena en la inmensa mayoría de los casos. Es verdad que a veces te encuentras con personas que pasan por unas situaciones personales muy duras, y en estos casos no puedes cambiar esas situaciones, sólo puedes ayudarle con la boca. Se llega donde se puede.

– El pasado mes de marzo viajaste a Marruecos con otros voluntarios. ¿Qué tal la experiencia en Hanan?

– Muy buena. Fue muy gratificante, pero también me dio mucha penita ver a tantos niños con tantas necesidades en cuanto a tratamiento dental. Trabajamos muy duro, pero disponíamos de un tiempo limitado, y fue imposible hacer más. Hicimos cuanto pudimos, pero todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que la situación que hay allí en Marruecos es complicada. Me gustaría poder regresar pronto con otros compañeros para continuar.

– ¿Piensas seguir mucho tiempo vinculado a Odontología Solidaria?

– Si las circunstancias me lo permiten, toda la vida. Estoy muy satisfecho, te vas contento de la clínica cuando ves que has podido ayudar a esas personas. Ser solidario es algo que sale del corazón.

Los voluntarios de Odontología Solidaria en Tetuán atienden a más de 300 pacientes

El equipo de voluntarios de Odontología Solidaria en Tetuán

Un equipo de voluntarios de la Fundación formado por los odontólogos María Dolores Cuenca, Lara Vivero y Jesús López, así como el higienista Israel Carvajal, viajó a Marruecos entre los pasados días 18 y 21 de marzo, atendiendo a pacientes con necesidades especiales en el marco del proyecto Cuida tus dientes, iniciativa conjunta de Odontología Solidaria y la Asociación Hanan de Tetuán.

Se trata de la tercera brigada de OS que trabaja en la ciudad marroquí desde que se firmó el convenio de colaboración entre las mencionadas entidades. En su visita del mes de marzo, los voluntarios atendieron a un total de 316 personas, realizando 151 extracciones, 80 obturaciones, 21 higienes y 5 endodoncias, en un intenso ritmo de trabajo a lo largo de tres jornadas completas.

La Dra. María Dolores Cuenca, voluntaria en esta brigada y presidenta de Odontología Solidaria, valora de modo muy positivo el trabajo realizado en Tetuán en esta ocasión y las precedentes: “El proyecto evoluciona bastante bien. Se pretendía proporcionar tratamiento bucodental a pacientes con discapacidad que estaban muy bien atendidos en otros aspectos menos en este, principalmente por el coste económico que implicaba, y lo cierto es que hemos hecho mucho tratamiento en estos muchachos”, indica.

En lo relativo a los futuros pasos del proyecto, Cuenca destaca también que se está trabajando en la buena dirección en cuanto al futuro de la iniciativa: “Además de atender en clínica –explica–, en este último viaje hemos dado otros pasos importantes. Nos hemos entrevistado con el presidente del Sindicato de Dentistas y con otro dentista más voluntario. y ambos están totalmente dispuestos a trabajar con nosotros cuando vayamos, y continuar la labor cuando no estemos. El Sindicato de Dentistas ha informado de ello a todos sus miembros en Tetuán, que son más de setenta, para ofrecerles la posibilidad de hacer voluntariado en Hanan, y parece que la respuesta está siendo importante. Creo que tenemos una buena perspectiva de futuro en el aspecto de continuar la labor con voluntariado local. Finalmente –añade– el presidente del Sindicato de Dentistas también está en contacto con los hospitales locales para que podamos operar a los pacientes con un grado de discapacidad más profundo, que necesitan entrar en quirófano para poder ser tratados”.

Odontología Solidaria supera las 55.000 personas atendidas en clínica

Los voluntarios realizaron 181.628 horas de trabajo solidario

Desde hace más de dos décadas, la Fundación Odontología Solidaria trabaja para garantizar la salud bucodental de las capas de población que, a causa de su situación socioeconómica, no podrían acceder de otro modo a los tratamientos que requieren, lo que repercute de forma positiva en su calidad de vida.

El pasado año 2017, un total de 4907 personas fueron atendidas de forma directa en las Clínicas Solidarias de la Fundación en diversas ciudades de España. El resultado de sumar este dato a las cifras correspondientes a los años anteriores, indica que a lo largo de su historia las clínicas de Odontología Solidaria han atendido a 55.405 personas. Se han realizado 118.257 tratamientos conservadores y 27.122 tratamientos protésicos.

Cabe agregar también que los proyectos internacionales de nuestra entidad han beneficiado a 9643 pacientes, mientras que las charlas se sensibilización en nuestro país mediante las cuales incidimos en un aspecto tan esencial como el de la prevención, han llegado a 1608 personas.

La labor realizada se debe fundamentalmente a los 2678 voluntarios que a lo largo del tiempo han colaborado en las clínicas de la Fundación, que han destinado un total de 181.628 horas al trabajo solidario. Por lo que respecta a la acción internacional, esta ha implicado a un total de 57 voluntarios en los distintos proyectos de Odontología Solidaria.

Convenio de Colaboración con el Colegio de Higienistas de Madrid

Lara Vivero y Soledad Archanco

Odontología Solidaria y el Colegio Profesional de Higienistas Dentales de Madrid han cimentado su cooperación mutua mediante un Convenio de Colaboración que establece el marco de relación entre ambas entidades. El acuerdo fue firmado el pasado lunes día 19 en la sede colegial por parte de Lara Vivero, Delegada Social de la Clínica Solidaria de Madrid y patrona de la Fundación Odontología Solidaria, y Soledad Archanco, presidenta del Colegio de Higienistas madrileño.

El acuerdo –de vigencia bianual, y que se renovará automáticamente por idéntico periodo si ninguna de las dos partes expresa modificaciones– establece entre otros puntos que Odontología Solidaria dará prioridad a los profesionales del Colegio de Higienistas madrileño en las acciones de voluntariado de la Clínica Solidaria de Madrid. Por parte del Colegio de Higienistas Dentales de Madrid, y también entre otros aspectos, se promocionará la labor de la Fundación Odontología Solidaria entre sus colegiados.

Ambas entidades se comprometen asimismo a la organización conjunta de actividades formativas que respondan al interés común. Una Comisión Mixta compuesta por dos representantes de cada una de las organizaciones firmantes velará por el cumplimiento y planificación futura de los términos del convenio.

La presidenta del Colegio de Higienistas de Madrid, Soledad Archanco, destaca que “la labor de los higienistas dentales se centra en la prevención. Qué mejor que orientar estos esfuerzos hacia las personas más desfavorecidas. De este modo se evitan posteriores problemas y enfermedades que, a consecuencia de la falta de cuidados, pueden conducir a problemas que van más allá de lo estético, ya que comportan una pérdida de funcionalidad de la boca”.

Teatro solidario en Albacete con ‘Charlie and the chocolate factory’

La Fundación Odontología Solidaria cuenta con complicidades que le ayudan de modo muy significativo a desarrollar su labor social. Alianzas con personas, entidades e instituciones del mundo odontológico, pero también de otros sectores, como el artístico. Es el caso de la compañía Tuercas y Tornillos, que el próximo día 28 de febrero representará en la ciudad de Albacete el musical Charlie and the chocolate factory (Charlie y la fábrica de chocolate), a beneficio de Odontología Solidaria. La cita es a las 19:30 horas en el Auditorio Municipal de la ciudad (ubicado en el mismo edifico del Ayuntamiento en la plaza de la Catedral), y el precio de la entrada/donativo es de 4 euros.

Publicada originalmente en 1964 como tercer libro infantil del escritor británico Roald Dahl, la obra fue llevada dos veces a la gran pantalla. En 1971 se estrenó Willy Wonka y la fábrica de chocolate, película escrita por el propio Dahl, dirigida por Mel Stuart y protagonizada Gene Wilder. Ya en 2005, el director Tim Burton asombró al mundo con una nueva versión de la misma, titulada esta vez Charlie y la fábrica de chocolate, y con el actor Johnny Depp interpretando el rol de protagonista.

El argumento cuenta las andanzas de Charlie Bucket, un niño de familia muy pobre que gana un concurso que le permite visitar durante un día entero la gigantesca fábrica de chocolate propiedad del excéntrico señor Willy Wonka, acompañado por otros cinco muchachos de otras partes del planeta con los que descubrirá un mundo mágico y fantástico repleto de sabores.

Las entradas para asistir a este espectáculo pueden adquirirse de forma anticipada en la Clínica de Odontología Solidaria en Albacete (Gerona, 21, local), la sede del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Albacete (Plaza Altozano, 11, 1º), la Librería Nobel (Calle Nueva, 49), y la  Clínica Dental Doctora Cuenca (C/ Tesifonte Gallego, 27, 2º). También podrán adquirise en taquilla una hora antes del inicio del espectáculo.

“Nuestra simbiosis con Odontología Solidaria es muy positiva”

Rosario Velarde

Rosario Velarde

Odontología Solidaria tiene una excelente relación con el Colegio Oficial de Higienistas Dentales de la Comunidad Valenciana, con el que la Fundación mantiene un convenio de colaboración mutua desde el año 2015. Hemos charlado con la presidenta del Colegio, Rosario Velarde, a propósito de esta colaboración, el trabajo que desarrolla su entidad, y las características y retos de la profesión de higienista.

– ¿Cuando empezó su andadura el Colegio y qué objetivos persigue?

– Empezamos en noviembre de 2005. Sucintamente, las finalidades son defender el colectivo, agruparlo, evitar el intrusismo profesional, tratar de llevar la formación continua, y defender también al paciente de cara a posibles problemas con el ejercicio de nuestra profesión.

– En cuanto al perfil de las personas colegiadas, la mayoría son mujeres, ¿verdad?

– Cierto. De modo muy mayoritario. Es característico de la profesión, pero también es cierto que cada vez se van incorporando más hombres, aunque de momento son muy pocos.

– Entre las cuestiones de las que se ocupa el Colegio, ha citado usted el intrusismo profesional. ¿Cómo está la situación a este respecto?

– Se va corrigiendo. Con el tiempo la sociedad en general, y el colectivo de odontoloestomatólogos en particular, se han dado cuenta de que tener un higienista bien preparado evita problemas. Pero hasta hace poco tiempo la situación era diferente, y en algunas comunidades aún lo es. Yo creo que la Comunidad Valenciana es una de las que menos intrusismo tiene. Se han dado cuenta de que es preferible contratar un higienienista que pueda acometer todas las competencias que desarrolla la ley, personas cualificadas y con un ámbito de trabajo más amplio que el auxiliar de clínica.

– ¿Sería correcto decir que en los últimos tiempos la profesión de higienista se ha prestigiado en relación a décadas anteriores?

– Sí, está clarísimo. Hace 25 años, cuando apenas había salido la ley de profesiones odontológicas de 1986, la palabra higienista casi salía al albor del leguaje de las profesiones sanitarias. En el 2003 se regula como profesión sanitaria el higienista, se la concibe efectivamente de este modo. Ha sido increíble el crecimiento que ha experimentado en relativamente tan poco tiempo.

– ¿También se ha avanzado en cuanto a formación?

– Sí, pero este aspecto necesita desarrollarse muchísimo más. Los tiempos han cambiado, las técnicas han cambiado. Y la odontología, aunque tenga que ver con la de hace años, también ha cambiado. Por tanto, pensamos que nuestro perfil también tiene que incrementarse, evolucionar con los tiempos y las nuevas tecnologías. El objetivo sería que la nuestra fuera una profesión universitaria como ocurre en otros países europeos.

– ¿Y ese objetivo está cerca, lejos..?

– Yo creo que cerca no está. Todo nos ha costado mucho, desde regular la propia profesión, a que esta sea reconocida por la población. Esta es una pelea que llevamos ya desde hace años, y que lleva buen cariz, pero siempre trabajamos a medio-largo plazo.

– ¿La prevención es uno de los grandes vectores de su labor profesional?

– Sí, casi todo nuestro trabajo realmente se centra en la prevención. Educación, prevención, y evitar la patología. Nuestro ámbito de actuación es ese. El de ayudante y colaborador del odontólogo también, por supuesto, pero la prevención es una base fundamental. Casi toda la patología bucodental se puede evitar a través de la prevención, y esa sería nuestra gran finalidad.

– ¿Qué percepción tienen en el Colegio sobre el trabajo que desarrolla Odontología Solidaria en València?

– En general buenísima. Además, tenemos mucha relación con el colectivo de Odontología Solidaria en la Comunidad Valenciana. Hacemos muchísimas actividades en común. Odontología Solidaria nos cede sus gabinetes para poder hacer cursos de formación de higienistas, y hay muchas higienistas que se acaba formando mejor en Odontología Solidaria. Es una simbiosis que va bien. Nosotros ayudamos, ellos nos ayudan. También colaboramos con charlas dadas por higienistas a grupos de población desfavorecida. Estamos contentos de la relación que hay, y la labor que hacen de cara a la población pienso que es muy buena, ya que da cobertura a una población que no podría por sus medios acceder a la salud bucodental.

– Por lo que ha dicho, Odontología Solidaria también juega un papel positivo para los higienistas en cuanto a la formación…

– Es cierto que en nuestro ámbito, el poder estar con pacientes directamente es básico. La formación que hay es buena, pero cuanta más práctica se tenga es mejor para el profesional.

– En el marco legal actual, la salud bucodental no está totalmente cubierta ni mucho menos por la sanidad pública. ¿Cree que esta situación se podrá revertir?

– Pienso que es complicado que se llegue a dar todo ese ámbito de cobertura, pero también que a través de la formación de la población sí se lograrán reducir las patologías. De ahí la importancia de la prevención.

Pin It on Pinterest

Share This
X

Odontología Solidaria utiliza cookies y otras tecnologías para mejorar vuestra experiencia en nuestro sitio. Por el hecho de continuar utilizando nuestra web, se acepta la instalación de cookies tal y como se establece en la Política de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close